Baroness se presenta en el Lunario del Auditorio Nacional

Baroness se presenta en el Lunario del Auditorio Nacional

BARONESS SE APODERA DEL LUNARIO

La banda originaria de Virginia presentó su disco Gold & Grey y ofreció un concierto memorable a sus fans.

19 de junio de 2019, México. Sucede algo especial cuando una banda que ha tocado en festival, toca por primera vez en el Lunario del Auditorio Nacional. El espacio reducido y la acústica acercan a la banda con sus fans y ambas partes se entregan para crear un concierto memorable. Justo eso fue lo que pasó este miércoles cuando Baroness visitó nuestra ciudad para presentar su nuevo álbum Gold & Grey.

Un equipo perfectamente ecualizado entregó los primeros riffs de A Horse Called Golgotha, preparando a los asistentes para un concierto que tendría todo de inesperado. Así lo expresó más de un fan al comentar que el setlist cumplió con presentar el sonido del nuevo disco, pero también cumplió con entregar la emotividad de algunas de las canciones más esperadas por los fans como Eula, March to the sea o el poderoso cierre del encore con Take My Bones Away.

Los intensos colores de las luces, –los colores de Baroness– los golpes de Sebastian Thomson sobre la batería, el rasgueo de la voz de John Baizley, los movimientos en las cuerdas del bajo de Nick Jost y los solos de guitarra de Gina Gleason y John, todo combinado con la euforia del público crearon un momento tan único, que incluso John, emocionado, comentó que nunca habían tocado así en México, con el mejor público. Y es que eso pasa en el espacio del Lunario; rotas las barreras, los extasiados fans pudieron tocar de cerca la intensidad con la que Baroness invoca su metal extremo. Y la banda, bueno, se encontró de frente con el fervor único del público mexicano.

La producción del concierto fue impecable, desde el momento en que los promotores deciden que el Lunario es el espacio correcto, sabes que el concierto será único. Sin visuales, sólo el juego de luces para acentuar la personalidad artística y psicodélica de la banda, luces que además crean un contraste con la obscuridad del público, como si inmersos en la penumbra encontráramos en los movimientos y rasgueos que suceden en el escenario un motivo para expandirnos, abrir los ojos y devorar los fulminantes colores del sonido único de esta banda que con un nuevo disco bajo el brazo llegan y declaran, con un gran concierto como el de anoche que, una vez más, están completos.

La apertura estuvo a cargo de The Wicked Ones, joven banda mexicana de sludge metal, a quienes ubicamos por ser los ganadores del “Road to Hell & Heaven” en su edición 2018. Jóvenes y precisos entregaron un acto que causó el efecto adecuado en la audiencia, demostrando con la rudeza de sus guitarrazos que traen una propuesta muy interesante y muy a la altura de abrirle a una banda del calibre de Baroness.

Fotos: Satanita

Promotor: Eyescream Productions